Apuesta por unas zapatillas sostenibles… ¡y con estilo!

Cada minuto se vierte en el mar el equivalente a un camión de basura lleno de plástico, y se calcula que en el año 2050 habrá más plástico que peces en los mares. Mientras, seguimos consumiendo y vistiéndonos de un modo no sostenible. ¿Cómo podemos contribuir desde nuestras vidas privadas?

Uno de los siete límites de Palladium Hotel Group, que aplica en todos sus hoteles y en la filosofía general de la empresa, es “no crecer si no es de forma sostenible”. Y Ushuaïa Ibiza Beach Hotel ofrece a sus clientes la posibilidad de recorrer la isla en uno de sus Smart Ushuaïa Limited Edition, un coche eléctrico y sostenible.



Son muchas las opciones y los caminos a tomar para respetar un poco más nuestros océanos y el medio ambiente que nos rodea. Por ejemplo, vistiendo zapatillas sostenibles, o hechas con material reciclado.


Quién le iba a decir a Marty McFly que aquellas Nike MAG que calzaba en la película Regreso al Futuro iban a ser tan tecnológicas, tan ultradesarrolladas y con tantas bondades que iban a estar fabricadas íntegramente con basura. ¡En los años ochenta ya había zapatillas sostenibles!

Adidas apuesta por las zapatillas sostenibles

Para la industria, los desechos plásticos, la basura oceánica o desperdicios urbanos como los chicles se están convirtiendo en la materia prima para la fabricación de una nueva serie de zapatillas que proponen estilo, tecnología y conciencia ambiental.

El gigante Adidas ha sido el pionero con sus Alphabounce+ Parley, una zapatilla cuya parte superior está confeccionada con residuos plásticos reciclados para ayudar a salvar los océanos. De hecho, la marca ha lanzado toda una colección colaborando con Parley, una organización ecologista comprometida con los océanos.

Las prendas de esta colección Adidas x Parley están confeccionada con un 75% de residuos plásticos reciclados, además de estar producidas con menos agua y energía. Su éxito fue tal que la marca lanzó después las Futurecraft.LOOP y después una segunda versión de estas.

Reciclar zapatillas para reducir los residuos

Son las primeras zapatillas fabricadas al 100% con materiales reciclables y toda una declaración de intenciones que propone reinventar la manera de producir calzado. Adidas se propone que hasta los cordones de poliuretano se puedan reutilizar, estableciendo una secuencia infinita de producción y reciclaje de zapatillas que produzca cero residuos. Todavía en fase beta, la producción de estas nuevas zapatillas sostenibles será completamente efectiva en 2021, en cuya primavera se lanzarán al mercado.

Hasta entonces, un grupo reducido de 200 influencers globales son los únicos que ya pueden disfrutarlas.


Zapatillas VIA, ligeras y futuristas

Como zapatillas sostenibles encontramos también en el mercado las zapatillas VIA. Lanzadas en Kickstarter, no solo son estilosas y retrofuturistas, sino que además están fabricadas con desechos de plástico, la basura que amenaza al hombre y al planeta. Cada par emplea hasta 30 gramos de plástico oceánico.

Además de su guiño ambientalista, destaca la complejidad técnica de sus tejidos. Una tecno-membrana completamente impermeable que permite la transpiración, convierte estas zapatillas en un super calzado futurista, ligero y apto para casi todo. Estas zapatillas están disponibles en Internet por unos 80€.

GumShoe, hechas con chicles de Amsterdam

Por su parte, las zapatillas holandesas GumShoe pueden presumir de estar fabricadas a partir de los 1,5 millones de kilos de chicle recogidos al año en las calles de Amsterdam. Diseñadas en colaboración con Iamsterdam, el diseñador Explicit Wear y la empresa de sostenibilidad Gumdrop, las GumShoe son una manera creativa de concienciar positivamente sobre la suciedad urbana en la ciudad. Cada kilo de chicle permite realizar la suela de cuatro pares de zapatillas.


Zapatillas para veganos

Reebook también ha lanzado un producto sostenible: Cotton and Corn, sus primeras zapatillas para veganos, fabricadas en algodón orgánico y con las suelas de maíz. Un calzado que, tras su vida útil, se compostará sin dejar rastro.

Y algo parecido es The Plant Shoe de Native Shoes, unas zapatillas elaboradas a partir de fibras vegetales de piña, lino, eucalipto, algodón y kenaf (una especie de lino africano), que se descomponen naturalmente.


Tecnología también en los pies

La tecnología también parece invadir el calzado deportivo. Puma ha hecho de las Fi self-lacing shoes todo un icono futurista; conectadas al móvil, se atan sin usar las manos. Siguen el estilo de las Nike Air Mag, que en versión limitada fueron lanzadas en eBay y cuyo modelo nuevo se ha encarnado en las poderosas HyperAdapt BB, también con cordones inteligentes.



Pura tecnología en los pies tienen, por último, las Under Armour’s HOVR Infinite, con conexión digital que registra, analiza y almacena las métricas de running del usuario.

Las principales firmas de calzado deportivo ya apuestan por las zapatillas sostenibles. Son decenas los modelos que pueden comprarse en el mercado hoy en día. Así que recuerda: el futuro del calzado es sostenible, reciclable y lleva chips digitales. Contribuye a la sostenibilidad… ¡yendo a la moda!




Go Top